Bienvenido a la página web de la parroquia de las Santas Justa y Rufina; somos una Comunidad parroquial perteneciente a la Archidiócesis de Sevilla, nos encontramos en el barrio de Triana de la ciudad de Sevilla. A través de este medio, queremos abrir una nueva puerta en nuestra parroquia que permita la entrada de todas las personas de buena voluntad y con buenas intenciones que quieran conocernos o necesiten acceder a alguna información que le interese y nosotros podamos facilitarle. Deseamos llegar a todos nuestros feligreses, a los hombres y mujeres de Triana, de Sevilla, de cualquier otro lugar de España o incluso del mundo.

En esta página encontrarás informaciones relacionadas con la vida de nuestra comunidad parroquial. Si tienes posibilidades y quieres participar en alguna celebración, actividad o grupo de formación, no lo dudes, seguro que podemos ayudarnos y enriquecernos mutuamente.

El marco de nuestra acción pastoral, la forma, la estructura y la organización parroquial son los propios de nuestra Iglesia diocesana. Es decir: las prioridades, objetivos, acciones y medios de nuestro plan parroquial coinciden con los que cada curso se presenta en el Plan Pastoral de la Archidiócesis de Sevilla.

Nuestra vocación es ser una comunidad cristiana: eucarística, orante, eclesial, evangelizadora, misionera, acogedora, cercana a los problemas de la gente, orientada por la doctrina social, respetuosa con la piedad popular, viva, alegre, feliz y al servicio de nuestros vecinos. Para trabajar y crecer en ello, contamos con diferentes y variadas pastorales que, gracias al servicio que prestan los seglares que viven su vocación bautismal en la comunidad parroquial, ponemos al servicio de Jesucristo y de su Iglesia.

Si eres un hombre o una mujer de buena voluntad y tus intenciones son buenas y sanas. No importa quien eres o de donde seas ¡Bienvenido! Somos hermanos, tu familia, que sigue a Jesucristo en el barrio sevillano de Triana. Hombres y mujeres normales y corrientes: aprendices del anuncio del evangelio y de la llegada del Reino.

Termino diciéndote que, en nuestro crecimiento y maduración, contamos con una ayuda muy importante: las oraciones de dos mujeres que vivieron en nuestro barrio, que ahora están en el cielo y rezan con nosotros, por nosotros y por nuestras necesidades: las santas Justa y Rufina.

Que el Señor te bendiga y te guarde. Te saluda en nombre de toda la comunidad parroquial.

Manuel Soria Campos, Pbro.
Párroco de Santas Justa y Rufina