PRIMERA PIEDRA. 20 DE FEBRERO DE 1966

publicado en: Sin categoría | 0

En la fría mañana del 17 de febrero de 1966, el párroco D. Luis Muñoz Díaz, señalaba con su mano un punto concreto de un solar vacío situado en la calle Maestro Arrieta, de la barriada de Santa Cecilia.

@stajustayrufina @Archisevilla1 #sevilla #triana #historiadetriana #Efemerides

 

Ese día anunciaba a la prensa la ubicación prevista del futuro templo parroquial. Junto a él se encontraban entre otros, el arquitecto que lo proyectó, señor Gómez de Terreros, y cómo no, un fotógrafo del periódico ABC, inmortalizando el momento.

(abc.es/archivo/period…)

 

Tres días más tarde, el domingo día 20 de febrero, se procedió a la colocación y bendición de la primera piedra del templo parroquial de las Santas Justa y Rufina. El Cardenal Bueno Monreal presidió la ceremonia a la que asistieron las principales autoridades civiles y militares, así como distintas personalidades.

 

En el relato que apareció en el periódico #ABC en relación al evento, se realza la colaboración de las #USAF, fuerzas aéreas norteamericanas destacadas en la Base Aérea de Morón de la Frontera (imaginamos que fruto de la política de acercamiento a la población civil del gobierno de los USA).

 

La nueva iglesia tendría capacidad para quinientos fieles sentados y contaría con unos sótanos destinados a centro de Acción Católica. La feligresía en aquel tiempo de unas 10.000 personas, recibía hasta entonces asistencia espiritual en la que era capilla de las Hermanitas de los Pobres, actual Residencia Ntra. Sra de la Consolación.

 

Cinco años antes, la víspera de Nochebuena de 1961, el Cardenal Bueno firmó el decreto por el que erigía nuestra parroquia, junto a otras trece.
La desmembraba de la @San_Gonzalo_Sev, la cual, a su vez había sido independizada, en 1942, de la primera parroquia trianera, @SantaAnaTriana, creada en el s.XIII.

Casi siete años después, el 6 de diciembre de 1968, pudo inaugurarse finalmente el templo. Monseñor Gallego, por delegación del Cardenal Bueno Monreal, consagró el altar, y celebró la primera misa en honor de las titulares. Reliquias de estas, de San Félix y de San Celestino, quedaron en dicho altar.

Y hasta aquí un pequeño recuerdo en este día, de los inicios de nuestra parroquia.
El prólogo de una bonita historia que sigue escribiéndose día a día, con la ayuda de Dios y gracias a la participación de todos.

En la página web tenéis a vuestra disposición un artículo acerca de la historia de nuestra parroquia por si es de vuestro interés.

(parroquiasantasjustayrufina.es/?page_id=83)

Dejar una opinión